09 noviembre, 2010

Volver


Vaya, unas vacaciones de cuatro años, no está nada mal, diréis. Qué irresponsabilidad por mi parte, decir que me voy de vacaciones y no volver. Pero, como suele decirse, más vale tarde que nunca, ¿no? Aunque debo deciros que no estoy muy segura de este resurgir. Debo confesaros que dejé de escribir un buen día porque no encontraba dentro de mí palabras para seguir compartiendo en este blog, o si las tenía, no me apetecía plasmarlas en esta pantallita. Pero ayer, cuatro años después, me acordé de este mi blog, me puse a releer las entradas, los comentarios.... y diría que fue una experiencia divertida y entrañable. En muchos de los posts ni me reconocía, quieras o no de los 24 a los 28 años algo cambia; en otras ocasiones, me quedaba asombrada diciendo, ¿yo escribí esto? pues no está nada mal , o por el contrario, dios! cuánta tontería junta! Supongo que fue como releer un diario que hace mucho que escribiste. O ¿nunca lo habéis hecho? Probad, os aseguro un ratito de risas, de revivir sentimientos, incluso de avergonzarse de lo tontos que éramos o de lo a pecho que nos tomábamos las cosas.

Por otro lado, también pensé en que si definitivamente volvía a mi blog, no estaría mal darle un cambio, o incluso crear un nuevo blog y empezar de cero, pero descarté esta opción porque me gustó más la idea de continuar este proyecto que un día empeze con tanta ilusión. ¿Por qué no darle otra oportunidad? O en realidad, ¿esto no tendrá que ver con mi resistencia al cambio? Como decían mis terapéutas gestálticos, me lo haré mirar...

¡Qué cómoda me siento escribiendo! Ahora falta que me lea alguien, que algunos de los que me leíais (todavía no entiendo que me llegárais a leer tantos, muchísimas gracias!) volváis a hacerlo si os apetece, volver a adentrarme en este mundo de los blogs, porque no sólo dejé de escribir, sino que dejé de leeros, sorry...

Ahora, sinceramente os digo que no sé si lograré mantener este blog, pero si que os prometo que me lo voy a proponer en serio, luchando con todas mis ganas contra mi falta de constancia, esa que me impide terminar muchas de las cosas que empiezo (el gym, la guitarra, el inglés...) y que creo que con los años voy venciendo.

Bien, me despido de todos, pero pronto volveré, ya lo veréis.

3 comentarios:

eLiCiA dijo...

Me gusta el blog. Y tienes razón, anda que no cambiamos con los años... Me ha entrado hasta el gusanillo de iniciar uno, con esto de empezar una nueva vida en un lugar tan lejano de cuanto conozco. Puede que te siga los pasos ^^

Angie dijo...

ey, Eli, muchísimas gracias por ser la primera en dejar un comentario, ya pensaré en el regalito que te hago, jeje. Pues venga, anímate y crea tu propio blog que seguro que vas a vivir experiencias nuevas que serán dignas de leer. Y también te ayudará a ti. Un beso

Pedro Ruiz dijo...

Pues yo creo que esto de escribir sobre un mismo es muy difícil.
Te llegara el listillo de turno, jeje, y te dirá, "es que etc. etc... chorradas... ES MUY DIFÍCIL.
Animo Ángela, que esto está muy bien.
Un abrazo.